Pitch del emprendedor: tres ejemplos para presentar un proyecto

A la hora de comunicar nuestro producto tenemos que pensar a quién está dirigido el discurso de venta que estamos armando. Por eso es muy importante tener en claro la estructura del pitch del emprendedor.

emprendedor, cómo vender, pitch del emprendedor

 

¿Qué es el pitch del emprendedor?

El pitch es una herramienta fundamental para realizar contactos para tu empresa o proyecto. Consiste en transmitir la idea de nuestro proyecto en lo que dura un viaje de ascensor, en menos de 2 minutos.

¿Cuáles son los pitch de un emprendedor?

En el siguiente video verás las características de los pitch del emprendedor, sus usos y características.

¿Cómo preparar el pitch de tu emprendimiento?

Podés seguir estos 4 pasos:

Define tu proyecto:

En este punto debes ir con la verdad y tratar de describir con detalle: Quién es tu público. ¿Quién va a utilizar tu producto? Sus debilidades: Qué problema tiene. ¿Qué problema o necesidad latente vas a satisfacer? Y sus soluciones: Qué solución ofreces. ¿Cómo lo vas a satisfacer?

Responde a las preguntas más comunes

Quién eres y tu experiencia. ¿De dónde vienes? ¿Por qué puedes llevar este proyecto al éxito?
¿Qué necesitas para triunfar?
Qué mercado hay. ¿Cómo de grande es el mercado al que te diriges?
Cuales son las posibles salidas para ti y para los inversores. ¿Cómo van a recuperar los inversos su dinero y cuando? (mediante una venta de la start-up a otra empresa mayor, recompra de acciones por parte del emprendedor…)

Deja bien claro qué te diferencia de los demás y qué tiene de atractivo tu proyecto

Una de las pregunas clave, en este sentido es: ¿Por qué van a invertir en ti y no en otro?

Explica tu modelo de negocio

Aquí debe estructurar tu párrafo en torno a dos preguntas fundamentales: ¿Cómo vas a ganar dinero? y ¿Por qué va a ser un éxito?

Una vez tengas tu pitch del emprendedor preparado llega la hora de ponerlo en práctica, aquí tienes algunos consejos para hacer un pitch de éxito.

Es fundamental que no te extiendas demasiado, así que ensáyalo tantas veces como te haga falta para controlar el tiempo. Asegúrate de dar la información fundamental y despertar el interés. Prepara tu pitch pero no lo memorices. No se trata de repetir un discurso escrito, sino de explicar tu proyecto y convencer, así que ten claras las ideas claves y la estructura, pero deja un pequeño margen para mostrar naturalidad.

Por lo tanto, no insistas demasiado ni seas pesado. Muchas veces los inversores no te darán un sí a la primera. Ten paciencia y si la respuesta es un no, busca otras opciones, analiza tu  pitch e intenta averiguar el por qué: ¿qué ha fallado? ¿has hecho bien tu presentación? ¿era el inversor adecuado para tu proyecto?

En conclusión, es importante que tengas en cuenta qué cosas no hacer cuando presentas tu pitch emprendedor. Para empezar no intentes abrumar con cifras. No es el momento de entrar en detalles así que puedes dar alguna pincelada que consideres interesante pero sin abusar. Y por supuesto, no intentes adornar tu proyecto con cifras exageradas, ya que no parecerá creíble.

Fuente: unimoooc.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *